Health Information

Un fármaco experimental muestra una promesa inicial para algunos casos de melanoma avanzado

Un fármaco experimental muestra una promesa inicial para algunos casos de melanoma avanzado

Ayuda al sistema inmunitario a reconocer y a matar las células cancerosas, explican los investigadores

MARTES, 8 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Un fármaco experimental contra el cáncer que activa al sistema inmunitario ha mostrado una promesa temprana para los casos avanzados de melanoma, un cáncer de la piel, informan unos investigadores.

Los hallazgos provienen de un ensayo en etapa inicial con apenas 31 pacientes. Pero los expertos muestran un optimismo cauto sobre lo que el estudio mostró: los efectos secundarios del fármaco fueron manejables, y los tumores de cuatro pacientes se redujeron.

Se trata de una cifra baja, pero un ensayo como éste busca sobre todo ver si un fármaco es seguro, y encontrar una dosis tolerable.

"En cualquier momento en que se ve a algunas personas que responden en un estudio inicial, es alentador", aseguró el Dr. Jeffrey Weber, experto en melanoma del Centro Oncológico Moffitt en Florida, que no participó en el estudio.

Falta mucha información sobre el fármaco, que por ahora se conoce como IMCgp100. "Pero", señaló Weber, "mostrar cierta actividad en un ensayo en etapa inicial es bastante bueno. Definitivamente vale la pena seguir adelante".

El IMCgp100 es solo una de varias "inmunoterapias" bajo estudio para el melanoma avanzado. La idea general que subyace a la inmunoterapia es ayudar al sistema inmunitario del organismo a realizar un mejor trabajo al reconocer y eliminar las células cancerosas.

El melanoma es la forma más rara, pero más letal, de cáncer de piel. Si se detecta temprano, se puede curar con cirugía. Pero una vez se propaga a los ganglios linfáticos u otros órganos lejanos, lo que se conoce como melanoma en etapa 4, la enfermedad es muy difícil de tratar.

Pero en apenas los últimos años, los investigadores han logrado avances. En 2011, EE. UU. y Europa aprobaron un medicamento de inmunoterapia llamado ipilimumab (Yervoy), el primer tratamiento que se había mostrado que prolongaba la vida de algunos pacientes de melanoma avanzado.

Aún así, apenas una minoría de los pacientes responden al fármaco, y puede provocar efectos secundarios graves, que incluyen una inflamación potencialmente letal del hígado o del tracto digestivo.

De forma que hay una necesidad apremiante de terapias adicionales, comentó el Dr. Mark Middleton, quien presentó los nuevos hallazgos el martes en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research), en San Diego.

"La realidad es que, a pesar de los emocionantes avances en el tratamiento, la mayoría de pacientes que atendemos con melanoma avanzado morirán de la enfermedad", lamentó Middleton, de la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

El IMCgp100 aborda el melanoma de dos formas distintas: se vincula con una minúscula proteína específica que se halla en algunas células de melanoma, y activa las células T cercanas para que ataquen al tumor.

El truco es que el paciente tiene que resultar positivo respecto a esa proteína, llamada HLA A2, lo que sucede en alrededor del 45 por ciento de los melanomas, apuntó Middleton.

Los 31 pacientes del estudio eran HLA A2 positivos, y todos menos uno tenían melanoma en etapa 4. Se dividieron en ocho grupos y recibieron dosis distintas del IMCgp100. Los pacientes que pudieron tolerar la primera infusión recibieron seis tratamientos semanales más.

Al final, hubo cuatro pacientes que experimentaron una "respuesta parcial" al fármaco, lo que significa que sus tumores se encogieron. Un paciente siguió experimentando una regresión con el tratamiento posterior, y sigue estable tras más de 10 meses, según Middleton.

Los efectos secundarios más comunes fueron un sarpullido, fiebre e "intensificación tumoral", que es inflamación y sensibilidad en el lugar del tumor. Dos de los cuatro pacientes que recibieron la dosis más alta del fármaco sufrieron un descenso inmediato en la presión arterial, de forma que los investigadores fijaron la dosis máxima por debajo desde ese momento.

Middleton apuntó que ahora su equipo estudia el medicamento con un grupo más grande de pacientes, e intenta hallar el régimen más efectivo.

"La otra pregunta obvia es dónde encaja el fármaco", planteó Middleton.

Además de Yervoy y otras inmunoterapias en desarrollo, también hay unos fármacos "dirigidos" más recientes que atacan directamente a las proteínas halladas en algunos melanomas, lo que incluye medicamentos conocidos como inhibidores de BRAF.

Weber dijo que los investigadores tendrán que averiguar si combinaciones de distintas terapias funcionan mejor que una sola terapia, y qué pacientes se beneficiarían de una combinación en particular.

Middleton se mostró de acuerdo. "Ahora están surgiendo muchas terapias, es algo muy emocionante", dijo. Pero la parte difícil será comprender cómo usarlas de la mejor forma, añadió.

Según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), este año en EE. UU. se diagnosticarán unos 76,000 casos nuevos de melanoma, y alrededor de 9,700 personas morirán de la enfermedad. Aunque el melanoma es relativamente poco común, su incidencia ha estado en aumento en las últimas décadas, anota la sociedad oncológica.

Immunocore, la compañía que desarrolla el IMCgp100, financió el estudio actual. Middleton no reportó interés financiero en el trabajo.

Los datos y las conclusiones de las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer ofrece más información sobre los tratamientos para el melanoma (http://www.cancer.org/espanol/cancer/cancerdepieltipomelanoma/guiadetallada/cancer-de-piel-tipo-melanoma-treating-general-info ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Mark Middleton, M.D., Ph.D., professor, experimental cancer medicine, University of Oxford, U.K.; Jeffrey Weber, M.D., Ph.D., director, Melanoma Research Center of Excellence, Moffitt Cancer Center, Tampa, Fla.; April 8, 2014, presentation, American Association for Cancer Research annual meeting, San Diego