Health Information

Las intoxicaciones con monóxido de carbono podrían aumentar durante las tormentas

Las intoxicaciones con monóxido de carbono podrían aumentar durante las tormentas

Un estudio halló que el uso de generadores en interiores e incluso la nieve profunda puede llevar a una acumulación mortal del gas inodoro

MARTES, 8 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Los cortes de electricidad relacionados con el tiempo y las tormentas de nieve podrían aumentar el riesgo de una posible intoxicación mortal con monóxido de carbono, según un nuevo estudio.

El monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro e insípido que puede alcanzar niveles peligrosos en áreas no ventiladas y provocar enfermedades graves o la muerte. Los síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono incluyen dolor de cabeza, náuseas y mareo.

Los investigadores observaron los datos recogidos por el Centro de Control de Intoxicaciones de Connecticut tras una tormenta de invierno en 2011 que provocó numerosos cortes de electricidad y una tormenta de nieve en 2013. Hubo 172 casos de intoxicación con monóxido de carbono asociados con la tormenta de 2011 y 34 casos asociados con la tormenta de 2013.

La mayoría de los casos se produjeron el primer día de la tormenta de 2013 y en el segundo y tercer días de la tormenta de 2011. El uso de generadores de gasolina portátiles, faroles o calentadores de propano y asadores de carbón fueron las causas más comunes de exposición al monóxido de carbono durante un apagón de la electricidad tras una tormenta, según el estudio publicado en la edición de mayo en la revista American Journal of Preventive Medicine.

"Una ventilación adecuada es clave para la prevención de las intoxicaciones con monóxido de carbono", afirmó en un comunicado de prensa de la revista la investigadora principal, la Dra. Kelly Johnson-Arbor, del departamento de medicina de emergencias del Hospital Hartford.

"Después de muchos reportes de exposiciones al monóxido de carbono y de víctimas mortales tras los cortes de electricidad debido a tormentas, ha habido un aumento en el nivel educativo del público sobre la salud con respecto a la evitación del uso en interiores de generadores y asadores de carbón tras el paso de una tormenta", añadió.

La emisión de los tubos de escape de los coches fue la causa más habitual de exposición al monóxido de carbono tras una gran tormenta de nieve. Esto sucede cuando los tubos de escape se atascan con la nieve.

"Se pueden formar concentraciones letales de monóxido de carbono en la zona de los pasajeros de un vehículo obstruido por la nieve, aunque la ventana del vehículo esté abierta 15 cm", dijo en el comunicado de prensa la coautora del estudio, Dadong Li, del departamento de administración de la investigación del hospital.

"Por tanto es importante aconsejar a las personas que examinen sus vehículos tras las tormentas de nieve para asegurarse de que la zona del tubo de escape esté limpia de nieve, antes de encender el motor", dijo Li. "Además, se debería aconsejar a las personas que evitaran sentarse en vehículos en marcha durante y después de las tormentas de nieve, a menos que la zona del tubo de escape se haya limpiado completamente de nieve, independientemente de que las ventanas estén abiertas".

Los investigadores también hallaron que la intoxicación con monóxido de carbono puede suceder cuando los conductos de calefacción de casa quedan bloqueados por grandes cantidades de nieve.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la intoxicación con monóxido de carbono (http://www.cdc.gov/co/faqs.htm ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTE: American Journal of Preventive Medicine, news release, April 8, 2014