Health Information

La obesidad infantil añade casi 20 mil dólares a los gastos médicos de toda una vida, según un estudio

La obesidad infantil añade casi 20 mil dólares a los gastos médicos de toda una vida, según un estudio

Perder peso cuando se es joven podría ayudar a los niños a gastar menos en atención médica en el futuro, afirma una investigadora

LUNES, 7 de abril de 2014 (HealthDay News) -- A lo largo de la vida, los costos médicos directos para un niño obeso de 10 años de edad serían unos 20,000 dólares más altos que los de sus iguales más delgados, según una investigación reciente.

Eso se traduce en un añadido considerable de 14 mil millones de dólares en costos médicos directos en EE. UU. durante toda la vida en los niños obesos de 10 años de hoy en día, según el estudio.

Y esos costos solo incluyen los gastos médicos directos, como los medicamentos o los procedimientos médicos relacionados con la obesidad. No se incluyen los costos indirectos, como la pérdida de productividad y los problemas en la calidad de vida, indicaron los investigadores.

"Nuestros hallazgos muestran que los costos médicos directos estimados de un niño obeso de 10 años durante toda su vida serán aproximadamente 19,000 dólares más altos que los de un niño con un peso normal, asumiendo que ambos niños permanecieran en sus respectivas categorías de peso", comentó Wan Chen Kang Graham, coautora del estudio.

"Cuando tenemos en cuenta la realidad de que una gran proporción de niños de 10 años con un peso normal finalmente se volverá obesos en la edad adulta, la diferencia en gastos médicos a lo largo de toda la vida se reduce a 12,660 dólares", añadió Graham, estudiante doctoral en la Facultad de Postgrados en Medicina de la Universidad de Duke y la Universidad Nacional de Singapur.

En la actualidad, aproximadamente el 20 por ciento de los niños estadounidenses son obesos, según la información de respaldo con que contó el estudio. Si esos niños siguen siendo obesos en la edad adulta, tendrán un riesgo mayor de sufrir enfermedades relacionadas con la obesidad, como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas, apnea del sueño y artritis. La obesidad es también una causa principal de discapacidad, de baja productividad y mayores gastos médicos, indicaron los autores del estudio.

Para el nuevo análisis, los investigadores revisaron la literatura médica disponible y hallaron 6 estudios que contaron con niños obesos y los estimados de sus costos médicos de por vida. Graham afirmó que los costos médicos directos incluían "los costos de las recetas de los medicamentos, los tratamientos médicos, la atención médica de pacientes hospitalizados y ambulatorios y los procedimientos quirúrgicos".

Los investigadores hallaron que los estimados de los costos médicos directos de por vida variaban entre 16,310 y 39,080 dólares más para los niños obesos que para los que tenían un peso normal.

Cuando los investigadores ajustaron los datos de modo que tenían en cuenta la posibilidad real de que muchos de los niños que actualmente tienen un peso normal tengan obesidad en la edad adulta, la diferencia en los costos médicos durante toda la vida se redujo a entre 12,660 y 19,630 dólares, según el estudio.

Graham comentó que estas cifras podrían cambiar si los niños pueden perder peso y no recuperarlo.

"La magnitud de los costos directos que pueden eliminarse depende de cuánto tiempo podamos mantener a los niños en la categoría de peso normal durante toda su vida", explicó Graham.

La Dra. Ruby Roy, médica especialista en enfermedades crónicas en el Hospital Pediátrico LaRabida en Chicago, afirmó que los datos de este tipo de estudio "son útiles para las compañías aseguradoras y los legisladores. Si pudiéramos ahorrar 19,000 dólares en cada niño pagando su educación en nutrición, revisando los menús escolares y trayendo de vuelta al gimnasio a las escuelas, se podría ver que son buenas inversiones".

Graham, la coautora del estudio, comentó que "ayudar a los niños a que creen hábitos alimentarios saludables de por vida y a que hagan ejercicio de manera regular desde una edad temprana es una de las inversiones que los padres pueden hacer en el futuro de sus hijos".

Pero Roy también indicó que "hace 25 años no veíamos este tipo de obesidad. No se trata solo de la responsabilidad personal y familiar. La sociedad debe cambiar, y tenemos que cambiar muchas cosas. Tenemos que trabajar en la seguridad y ofrecer lugares seguros para hacer ejercicio, los tamaños de las porciones han de reducirse y tenemos que hacernos cargo de los 'desiertos alimentarios' [lugares donde es difícil encontrar alimentos frescos y saludables], entre otras cosas".

Los resultados del estudio aparecen en línea el 7 de abril y se publicarán en la edición impresa de mayo de la revista Pediatrics.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. tienen más información sobre cómo ayudar a su hijo a que mantenga un peso saludable (http://www.cdc.gov/healthyweight/children/ ).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com (http://holadoctor.com )

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

FUENTES: Wan Chen Kang Graham, Ph.D. student, Duke-NUS Graduate Medical School, Singapore; Ruby Roy, M.D., chronic disease physician, LaRabida Children's Hospital, Chicago; May 2014, Pediatrics