HCA Gives $1 Million in Aid for Ebola Response
Health Information

Estudio doble ciego controlado con placebo

La mejor y más fiable forma de investigación es el estudio doble ciego controlado con placebo. En realidad, no puede decirse que un tratamiento se ha probado como efectivo, a menos que haya sido examinado en estudios de este tipo, diseñados adecuadamente y que sean lo suficientemente grandes.

En estos experimentos, un grupo de personas recibe la "parte real" - la sustancia activa que está siendo analizada. La otra mitad recibe un placebo diseñado para que se parezca lo más posible a la parte real. Las personas en ambos grupos no saben si están recibiendo el tratamiento real o placebo (están "ciegos"). Además, los investigadores que administran el placebo y el tratamiento real tampoco saben qué grupo recibe cuál tratamiento (haciéndolo un experimento "doble ciego"). Ésta última parte es importante, ya que previene que sin querer los investigadores avisen a los participantes del estudio o, inconscientemente predisponer a su evaluación de los resultados.

El propósito de este tipo de estudio es eliminar el poder de la sugestión. Aunque difícil de creer, es cierto que las personas que reciben tratamieto placebo (falso), con frecuencia reportan mejorías dramáticas y de larga duración en sus síntomas. Sin embargo, si las personas en el grupo de tratamiento real responden significativamente mejor que quienes están en el grupo placebo, es un fuerte indicio de que el tratamiento realmente funciona.

Lo que acaba de leer es una introducción bastante simplificada de un tema crucial y no intuitivo. Si quisiera un análisis más profundo de las razones del porqué los estudios doble ciego son la única forma verdaderamente fiable de evidencia médica, vea el artículo "¿Por Qué las Terapias Complementarias Dependen en los Estudios Doble Ciego?"

--Steven Bratman, MD